Loaiza advierte de más incumplimientos de Irene García con la residencia de mayores de La Línea

Política Social
Martes, 3 de Octubre de 2017

El portavoz del Partido Popular en la Diputación Provincial de Cádiz, José Loaiza, ha instado a la presidenta de la institución provincial, Irene García, a que aclare las dudas surgidas en torno a la crisis abierta por el cierre de la residencia de mayores por el Gobierno socialista: “no se ha reubicado a todos los trabajadores, no se ha firmado el convenio con Asansull y no hay un compromiso presupuestario firme para la nueva residencia y la prestación pública del servicio nuevamente”.

Loaiza ha advertido de que “Irene García va a pasar a la historia como la presidenta de una Diputación de Cádiz que traicionó a La Línea y la comarca del Campo de Gibraltar con el cierre de uno de los escasos equipamientos públicos que tiene y que, además, desde entonces, ha incumplido todos y cada uno de los compromisos adquiridos”.

En primer lugar, Loaiza ha mostrado su preocupación por las palabras de la presidenta de Asansull, María Luisa Escribano, el pasado 6 de septiembre, tras asegurar que “está pendiente la firma del convenio con la Diputación Provincial de Cádiz y la gestión que se ha llevado a cabo hasta el momento sin respaldo público alguno”.  

Al respecto, el portavoz del PP recuerda que formuló una pregunta en el pasado Pleno del 20 de septiembre y no fue respondida: “Bastaba con un sí se ha firmado el convenio o un no se ha firmado el convenio pero no han querido decir nada y necesitamos saber si, tal y como señala Escribano, el servicio a los mayores se está prestando en precario”.

Asimismo, Loaiza ha advertido de que el compromiso presupuestario no es firme ni suficiente. “Si la obra es de cinco millones, un primer paso, incluyendo sólo un millón para 2018 como ha anunciado la diputada provincial de Igualdad y Bienestar Social es una tomadura de pelo”, ha advertido.

Por otra parte, el dirigente popular ha advertido de que hay siete trabajadores de la residencia aún pendientes de reubicar, ocho meses después del cerrojazo de la residencia y, además, sigue sin dar explicaciones sobre la ampliación del centro de trabajo de uno de los empleados, liberado sindical y ha apelado a que todos los implicados mantengan sus reivindicaciones porque “el Gobierno socialista va de engaño en engaño” y ha agregado que hay que frenar la política sin sensibilidad y en contra del carácter público de los servicios sociales de Irene García.